Inbound marketing vs Outbound marketing: ¿Cuál es mejor para mi estrategia?


Cuando hablamos de emprendimiento y hacer crecer nuestros negocios, es inevitable querer identificar a nuestro público objetivo, su comportamiento, gustos, intereses, qué canales frecuenta para saber cuándo, cómo y dónde mostrarle las bondades de nuestro producto y/o servicio. Esto, a muy grandes rasgos, es una estrategia de marketing… Ahora nos toca planificar acciones y definir si nuestra estrategia será de inbound o de outbound… ¿Qué es inbound y outbound marketing?, ¿Qué los diferencia?, ¿Cuál debo escoger?, ¿Cuál es mejor? Si quieres saber, continúa leyendo…

Outbound marketing: ¿Qué es?

Es el marketing tradicional, ese que busca captar la atención de usuarios bombardeando con mensajes en los que ofrecemos nuestros productos y servicios con el objetivo de cerrar ventas. Por ejemplo, la típica venta a puerta fría es un perfecto ejemplo de una estrategia de outbound.

Es muy común caer en el error de creer que cualquier estrategia de marketing digital es inbound, cuando en realidad hay muchas acciones digitales para desarrollar outbound, como una campaña de display o un envío de newsletters a una base de datos. La característica que mejor diferencia al outbound es que prima la cantidad de impactos, ya que hay poca capacidad de segmentación por lo que nuestros mensajes se mostrarán a quienes puedan o no estar interesados en nosotros.

Inbound marketing: ¿Qué es?

En contraposición tenemos al inbound marketing que en lugar de perseguir e interrumpir con nuestros mensajes, aquí lo que hacemos es seducir a nuestros clientes ideales hasta atraerlos y guiarlos en todo el viaje desde que nos conocen hasta que logramos la tan anhelada fidelización.

Las técnicas de inbound no son intrusivas y el objetivo es atraer tráfico a nuestra web, ofrecerles contenido u ofertas muy acordes a sus intereses para convertirlos en leads y a través de la automatización hacer que cada uno de esos leads reciba impactos personalizados hasta que se convierte en cliente. En inbound, a diferencia de outbound, prima la calidad porque buscamos acercarnos a nuestro cliente ideal.

Inbound marketing en números

  1. Crear contenido cuesta un 31% menos que la publicidad convencional (Inbound Marketing Agents).\
  2. El 61% de los consumidores se sienten mejor con una marca que les ofrece contenido personalizado según sus necesidades (Custom Content Council).
  3. Las empresas que tienen un blog generan un 126% más de leads que las que no lo tienen (Hubspot).
  4. Las webs que tienen entre 51 y 100 páginas generan un 48% más de tráfico que las que tienen de 1 a 50 páginas (Hubspot).
  5. En las estrategias inbound, cada lead cuesta un 62% menos que con el marketing tradicional (Mashable).
  6. Los inbound marketers consiguen doblar el ratio medio de conversión, pasando de un 6 a un 12% (Hubspot).
  7. Las empresas destinan un 34% de sus presupuestos generales a las tácticas de captación de usuarios a través de inbound marketing, un 11% más de lo que dedican a publicidad intrusiva (Gannett Local).
  8. Gracias al lead nurturing conseguimos un 50% más de leads cualificados a un coste de adquisición un 33% menor (Forrester Research).
  9. A nivel mundial, el 86% de los marketers están haciendo inbound marketing y el 34% de ellos han visto crecer su retorno de inversión en el último año (Hubspot).
  10. El 31% de las personas esperan que las marcas publiquen contenido personalizado que llame su atención y les aporte utilidad (Inbound Marketing Agents).

¿Outbound o Inbound? ¿Cuál debo usar en mi estrategia?

Parece obvio que lo que te vamos a recomendar es una estrategia de inbound marketing y más luego de revisar los datos… Y si, creemos que a día de hoy inbound es el camino a elegir pero no el único. La idea tampoco es dejar a un lado el outbound, estas dos estrategias no tienen que ser excluyentes. De hecho estamos convencidos que la mejor opción es apoyarse en ambas para tener un buen rendimiento.

Lo ideal es captar a un gran número de posibles clientes con estrategias de outbound y luego con inbound integrado acompañarlos hasta la conversión y su posterior fidelización. No es cuestión de descartar acciones de outbound sino de saber cuándo utilizarlas y no abusar de ellas.

Ahora, independientemente del tipo de estrategia que decidas implementar hay 4 reglas básicas que no debes olvidar:

Segmentar y segmentar: En la era de la información y datos en la que vivimos es muy importante hacer uso de ellos para conocer mejor a nuestro target y así saber qué ofrecerles.
No acoses a tus usuarios: Respeta a tus posibles clientes, que nos hayan dejado sus datos no nos da permiso para hacerles spam. No se trata de perseguirlos hasta que te compren, porque puedes lograr el efecto contrario. Recuerda que con los bloqueadores de publicidad o con enviarnos a spam el usuario tiene el control. Crea publicidad atractiva que ellos quieran consumir y que en la medida de lo posible no interrumpa su navegación.
Automatiza tareas: Con ayuda de la tecnología y la inteligencia artificial puedes automatizar todas esas tareas repetitivas y arduas para así dejar espacio para la creatividad.
Métricas y más métricas: Cada acción que hagas debe estar medida, sin datos de rendimiento es imposible diferenciar eso que nos funciona de lo que no y sin esta información no podremos optimizar futuras acciones.

¡Esperamos que esta información te sea de utilidad!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top